Online Magazine Fundraising

Wednesday, December 29, 2010

ISABEL PREYSLER, MÁS BELLA QUE NUNCA

En serio, ¿alguien me puede decir que es lo que toma Isabel Preysler para mantenerse tan bella y absolutamente regia a sus casi 60 años? La madre del cantante Enrique Iglesias tiene 5 hijos y parece que tiene 15 años.  Felicidades a la ex de Julio Iglesias.  ¡Luce espectacular!

1 comment:

Anonymous said...

Es una mujer feliz, siempre lo ha sido, a pesar de las circunstancias de la vida, ha sabido mantener ese poso de felicidad y serenidad siempre, la suya es una felicidad sin estridencias, tranquila, calmada.

Ademas es una mujer muy equilibrada y que sabe cuidarse bien.

Y yo diria que ademas conserva ese aire de chiquilla traviesa, eso no lo ha perdido, como esa foto de cria que sale con el pelo corto y una sonrisita que le salen los dientecitos, muy mona, y ese aspecto travieso se lo veo siempre, y me encanta.

Las que dicen que I Preysler es solo producto de cirugias y tratamientos es que no saben nada de nada, eso ayuda mucho pero tiene una base esta mujer que la hace unica, por encima de tratamientos.

Solo cometio un error, pero error grave, operarse la nariz. Porque eso significa tocar la estructura osea y eso solo debe hacerse con un menton demasiado pronunciado pero nunca con una nariz. Es falsa la idea de que las narices un poco torcidas son feas, y no lo son! Las narices semiticas son las mas bonitas que yo haya visto, siempre que no sean excesivas, porque le dan a la cara personalidad. Y otra cosa, una nariz semitica tiene las aletas arremangaditas hacia atras y eso siempre es bonito y si el dorso de la nariz, ademas, es un poco convexo y un poco torcido entonces la nariz es perfecta.

Las narices mas feas que yo haya visto? las europeas del norte, cuando tienen poco dorso, son cortas y los agujeros se ven redondos, hace cerdito.

Las mas bonitas? las de las gitanas, las semiticas en general. Si es excesiva se puede retocar un poco, pero conservando cierto grado de convexidad y cierto grado de torcimiento, y las aletas ni tocarlas! que arremangaditas hacia tras son preciosas!